martes, 13 de abril de 2010

En el Objetivo

Antes de empezar a relatar, quisiera comentar que esta entrada es fruto de mi (calenturienta) imaginación a raíz de una conversación con una persona vía msn y de un post que leí no hace mucho.

Que sea imaginada no significa que no desee, o mejor dicho espere, que se haga realidad en un futuro lo más cercano posible.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

En el Objetivo

Las reglas del juego estaban claras, ella, él y el objetivo de la cámara por medio. Esa sería la única interacción posible que permitiría una sesión relajada que le permitiera tanto a ella como a él demostrar todo el talento que llevaban dentro.

Ella quería jugar con la cámara, volcar en ella toda su sensualidad y erotismo de la que todo el mundo le hablaba y él... él quería ver si podría superar esa prueba de fuego, si podría superar su nerviosismo y dar todo de sí en plasmar en imágenes todo aquello que su imaginación le dictaba.

Durante los días previos, él buscaba inspiración en cualquier rincón, no quería burdas fotos o de contenido que no fuera estrictamente sensual, internet ya estaba saturado de suficientes fotos explícitas donde cuerpos desnudos en posturas explícitas ya no provocaban el más mínimo interés, o al menos no el que él quería.

Nervios en el estómago, sudor en las manos, pánico escénico y un ligero temblor de manos se sucedían camino del hotel donde ella le esperaría, tal y como habían quedado vestida elegantemente con una falda por encima de las rodillas y medias de malla, combinado con una camisa ajustada, que marcase sus pechos de los que ella estaba especialmente orgullosa.

Tres golpes en la puerta de la habitación fueron suficientes para que ésta se abriera lentamente, sin prisas en un silencio que le permitía oír claramente los latidos de su corazón. Él esperó a que la puerta se hubiera abierto totalmente para, levantando la vista desde el suelo observarla en la entrada, mirándole fijamente a los ojos, unos ojos que lo intimidaban y que lo penetraban hasta lo más profundo de su ser.

Antes de que pueda decir nada, ella le indica con el dedo índice en sus labios que no diga nada, que pase y se ponga cómodo, es importante para ella no romper la atmósfera. Dos besos en cada mejilla permiten su acceso a la amplia habitación donde puede verse una mesita con un bolso y una cama perfectamente hecha donde se desarrollará la mayor parte del juego.

Ella nota su nerviosismo y excitación y le gusta, siempre suele dar lo mejor de sí cuando se siente deseada y dueña del control de la situación. El deseo hace que se desinhiba.

"Yo estoy lista, ahora sólo toca que me dejes hacer e inspirarme y tú misión será no perder detalle, así que coge la cámara y cuando estés listo empiezas".

Él sigue sentado en una silla delante de la cama por lo que ella se sienta en el borde de la cama justo enfrente de él sin quitarle la vista de encima. Él la recorre con la mirada, pelo, ojos, pecho, cintura... mientras ella, poco a poco se deja caer en la cama y mientras lo hace, entreabre ligeramente las piernas para que él observe durante unas décimas de segundo sus braguitas rojas negras bajo sus medias de malla.



...

Continuará..

(se aceptan sugerencias vía mail, es más me gustaría recibirlas para incluir ambos lados de la historia)

7 comentarios:

Nikita dijo...

mmmmm sigue sigue
(lo de las braguitas rojas no..)
mola

ja ja ja

beso

Hungry Heart dijo...

Nikita, prometo continuar la historia en breve, pero tal y como indico al final de todo, cualquier sugerencia será bienvenida ;-).

Respecto a lo de las braguitas rojas, ¿es por el color o por el simple hecho de llevarlas :P?.

Respecto a la parte II del relato, lo dicho, cualquier sugerencia será bienvenida...

Besos

HH

juana dijo...

mummmmmmmmmmes rico que te fotografien, a mi me despierta mucho morbo, uno empieza con poses suaves y termina con las más calientes, espero la parte dos, besos

La niña mala dijo...

Mmmm pues eso que siga que siga, que morbazo.

(Por ponerte un pero...en la primera foto yo borraría la zapatilla que se ve debajo de la cama...ayyyyyy)

Besos

Nuda Veritas dijo...

Hungry!
que te has quedado con la cámara en la mano y nosotros aguantando la respiración....Por favor continua la historia!

Un beso, Nuda

Nikita dijo...

je je je

A ver cuando charlamos querido
muaaaaaaaaaaaaa

Hungry Heart dijo...

Nikita, soy todo oídos, cuando quieras charlar sabes que por mí no hay ningúnnnnnnn problema, más bien todo lo contrario.

mmmmmmm gracias por ese besazo.

juana, ya tengo la cámara preparada, así que cuando te apetezca vamos preparando las poses ;). Eso sí, lo malo es que no sé como quedarán estando yo en Barcelona y tú en Argentina...cachisssss

Besos vía web.


la niña mala, jajajaja no me había percatado de ese detalle, y sí hace que se pueda perder el morbo :-). Aunque también te he de decir que en según qué momentos, uno pierde el oremus y no se fija en ningún detalle.

Besos sin zapatillas

Nuda Veritas, ok ok prometo ponerle un carrete nuevo a la cámara y empezar con la sesión de fotos, que aguantar mucho rato la respiración no es saludable.

Besos con la respiración contenida